BLOG SHIFT – EXPERTOS EN WORKFORCE MANAGEMENT

Noticias y novedades en el área de WFM

¿Cuántas horas se debe trabajar por ley?: todo lo que debes saber

Jornada laboral en Latam: ¿en qué países la gente realiza más y menos horas semanales de trabajo?

¿Alguna vez te has preguntado cuánto se trabaja en otros países? ¿La cantidad de horas de trabajo está relacionada a la productividad? 

En este artículo analizaremos la situación laboral en América Latina: los tipos de jornadas de empleo y ejemplos, el comparativo por país de la cantidad máxima de horas semanales de trabajo que indica la ley y cuáles son las iniciativas legislativas que buscan reducir la jornada laboral.

  • Saber cuántas horas se deben trabajar por ley significa conocer tus responsabilidades y derechos como empleador y trabajador, respectivamente.

Además, exploraremos una metodología para mitigar el efecto de la disminución de la jornada de trabajo en los costos laborales de las empresas.

¡Comencemos!

Diccionario laboral: ¿jornada laboral es lo mismo que horario de trabajo?

Antes de entrar en materia, vayamos con un breve glosario de términos relacionados al empleo para tener claro a qué nos referimos cuando hablamos de jornada, horario o jornada por turnos en este artículo. 

  • Jornada laboral: por lo regular, en Latam se define por el número de horas diarias y semanales que el trabajador presta para el desempeño de sus labores.
    • Por ejemplo, la jornada laboral máxima de Chile es de 45 horas semanales y de 9 horas diarias (a excepción de sectores que requieren una operación continua – como el de la salud, transporte y otros-).
    • Por decisión unilateral de la empresa, este límite semanal puede ser menor a la máxima legal.
  • Horario de trabajo: es la distribución o medida de la jornada laboral pactada en tiempos exactos de entrada y salida cada jornada diaria. 
    • Por ejemplo, el horario de trabajo sería un turno comprendido entre las 8:00 y 18:00 horas, en caso de la jornada diaria de 9 horas. Este esquema contempla una hora de colación.

Ahora bien, ¿cuáles son los tipos de jornadas de trabajo más comunes?

  • Jornada ordinaria: hace referencia a la jornada acordada entre empleador y trabajador, según contrato. En caso no lo hubiese, se respeta la jornada laboral máxima legal.
    • Jornada full-time: se trata de la jornada máxima de horas semanales de trabajo que establece la legislación laboral de cada país, distribuidas en 5 o 6 días en la semana. En la mayoría de países de Latinoamérica, no excede de las 8 u 9 horas diarias. 
    • Jornada part-time: también conocido como trabajo de “medio tiempo”. En este esquema, el trabajador cumple una jornada parcial de trabajo con un límite de horas semanales y diarias para desempeñar sus funciones. 
      • Por ejemplo, en el caso de Chile, el límite semanal no puede superar las 30 horas y en el caso de Perú, el límite diario es de 4 horas
      • En una jornada semanal de trabajo de 30 horas de Chile, hay combinaciones de 5x6horas, 6×5 horas, 3×10 horas, entre las principales. 
  • Jornada extraordinaria (horas extras): cada hora de trabajo que se realiza fuera de la duración máxima de la jornada ordinaria es considerada como trabajo en sobretiempo y significa un sobrecargo adicional. El porcentaje de incremento varía por país.
    • Por ejemplo, en Perú, el pago de la hora extra se calcula en base a la remuneración ordinaria. Por las primeras dos horas de trabajo adicional, el pago no podrá ser menor al 25% del valor de la hora regular. A partir de la tercera hora, el incremento será del 35%

Pero, ¿cómo se distribuyen estas jornadas laborales? Entre las principales variantes, encontramos:

  • Jornada continua vs. partida: la primera se lleva a cabo de forma intensiva, con tiempos de colación máximos de 15 – 30 minutos o sin ellos y en la segunda se designa una interrupción de al menos una hora de descanso o colación, que, por lo regular, no se considera tiempo de trabajo efectivo.
  • Diurna vs. nocturna: existe un límite horario que diferencia la primera de la segunda. Regularmente en Latam, la jornada diurna ocurre entre las 06:00 horas a 18:00 horas. Por su lado, la jornada nocturna transcurre entre las 18:00 horas hasta las 06:00 horas del día posterior. Sin embargo, hay excepciones: en Colombia, la jornada diurna inicia a las 06:00 horas. y acaba a las 21:00 horas.
    • Las jornadas de trabajo nocturnas, por lo general, implican un recargo en el pago por la complejidad del lapso: por ejemplo, en el caso de Perú, significa una sobrecarga del 35%.
    • El recargo nocturno, a diferencia del pago de horas extras, se considera como parte del pago de una jornada ordinaria de trabajo.
  • Jornada de trabajo por turnos rotativos vs. turnos fijos: la jornada por turnos de trabajo rotativos se emplea en diversidad de sectores que requieren una producción y operación continua (por ejemplo, el retail, la hotelería, el turismo o servicios sociales como la salud).
    • La principal característica es que los trabajadores sujetos a este esquema presentan una distribución irregular de los días de la semana en los que laboran o del horario de trabajo, los cuales varían por periodos de tiempo, siempre previo acuerdo con el trabajador. El día de descanso también puede alternar.
      • Una gestión eficiente de turnos rotativos y sin errores manuales requiere un software integral que considere la normativa legal local de las jornadas, así como una distribución equitativa de los horarios de trabajo entre los colaboradores.
    • Por su lado, los turnos fijos se caracterizan, por lo general, por un horario de trabajo y día de descanso estipulado por contrato y que generalmente no varía.

Radiografía de la jornada laboral en Latinoamérica: ¿qué dicen las leyes?

¿Sabías que 5 países de Latinoamérica están en el top 10 de los países de la OCDE que trabajan más horas? Según un informe de esta Organización, América Latina es una de las regiones donde los empleados trabajan más horas a nivel mundial

Colombia, Perú, México y otros lideran el listado

  • Bolivia, Colombia, Perú, Uruguay, Paraguay, Panamá, Nicaragua, México, Costa Rica, Guatemala y Argentina tienen el límite semanal de 48 horas de trabajo en la jornada ordinaria. 
  • Por su lado, Chile, Brasil, Cuba, República Dominicana, Honduras y El Salvador tienen una jornada laboral semanal máxima de 44 a 45 horas. 
  • Mientras que solo Ecuador, Puerto Rico y Venezuela tienen cómo límite 40 horas. 

Veamos el detalle completo de horas semanales de trabajo, de acuerdo a las legislaciones vigentes de América Latina. 

horas semanales de trabajo en latamReducción de la jornada laboral: ¿cómo impactará en el mercado y empleo?

Una reducción de la jornada de trabajo implica un aumento de los costos laborales y, por tanto, las empresas deberán resolver cómo amortiguar este incremento. 

Como se ilustra en los gráficos, la mayoría de los países de Latinoamérica tienen las jornadas de trabajo más extensas, lo que no necesariamente está relacionado al nivel de productividad laboral. Como sustento de lo anterior, hay naciones con jornadas de trabajo semanales menores y que contribuyen en mayor porcentaje al Producto Bruto Interno (PBI). 

Por ejemplo, según un estudio de la OCDE, Irlanda aporta al PIB US$110 por hora trabajada. Sin embargo, a nivel nacional (Chile), este indicador está en torno a US$30 por hora, menos de la mitad del promedio de la OCDE (US$70).

Dentro de este debate, diferentes países de la región plantean reducir la jornada laboral sin afectar las remuneraciones.

La siguiente imagen ilustra esta propuesta de reducción por país.


reducción de horas semanales de trabajo

Solo en el caso de Colombia, la propuesta de reforma ya es una realidad y la implementación se realizará de forma gradual desde el 2023 al 2026.

En Latam, además, también existen proyectos de ley vigentes que buscan modificar la distribución de las jornadas laborales.

País Jornada actual Jornada propuesta Status
Argentina 48 Una semana laboral de 4 días Proyecto de ley
Panamá 48 Se propone que se trabaje dos horas adicionales durante 4 días a la semana Proyecto de ley
Costa Rica 48 Se propone una jornada laboral con mayor cantidad de horas diarias, pero con menos días por semana Proyecto de ley

Las ventajas y desventajas de un nuevo esquema

Estas iniciativas legislativas son epicentro de múltiples debates en la sociedad latinoamericana.

Por un lado, los costos laborales de los negocios aumentarán debido a múltiples factores – entre ellos, a que el valor de la hora trabajada lo haría también -, lo que afectaría directamente a las PYMES golpeadas ya por el impacto de la pandemia. 

Es decir, el contexto es complejo para la medida: este recorte, sumado a la inflación actual y las tasas de desempleo podría limitar la creación de nuevos empleos en algunos sectores e influir en la disminución de los salarios o de beneficios laborales para las futuras contrataciones

análisis reducción horas semanales de trabajo

Razones similares fueron discutidas ante al aumento de la remuneración mínima vital (RMV), que se aprobó en la mayoría de países de la región. En Colombia, luego de la pandemia, el incremento de la RMV ha sido el más alto del país en los últimos 40 años. En este debate, también se hizo hincapié en el fomento de la informalidad, retrasos en pagos y hasta la quiebra de algunos negocios.

(Especificaciones por países se encuentran señaladas al final de la nota)

Por otro lado, trabajar menos horas favorecería un mejor equilibrio entre la vida personal y laboral, por tanto, mejoraría la salud y el desempeño, además de disminuir la tasa de rotación.

análisis reducción horas semanales de trabajo

Otro argumento al respecto es que en los países del primer mundo donde ya se ha implementado una reducción de la jornada laboral, los resultados han sido positivos y apuntan hacia el desarrollo económico. Sin embargo, en este punto habría que considerar la realidad empresarial de cada nación y sus niveles de productividad.

¿Las otras jornadas fuera del debate?: en el análisis de la reducción de la jornada laboral, no siempre se discute sobre la normativa que aplicaría para los empleos que requieren de jornadas especiales – dada la naturaleza de su negocio como un hospital o restaurante y el control de horas extras.

  • Por ejemplo, ¿qué sucedería con los turnos de vigilancia? Esta actividad contempla turnos prolongados (ya sean diurnos o nocturnos); por tanto, las empresas de este sector se verían obligadas a pagar horas extra para cumplir con la ley.

La hoja de ruta del Workforce Management para hacer frente a la reducción de la jornada laboral

Investigaciones respecto a la temática aplicada en la realidad de Latam han comprobado que la reducción de la jornada laboral significa un aumento en los costos laborales de las empresas, principalmente en las operaciones que atienden al público, como el sector retail, por ejemplo. 

Un estudio preliminar hecho por Shift sobre la reducción de la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales de trabajo en Chile – cuya muestra son clientes de este país y en el que se tuvieron en cuenta más de 600 escenarios – estima que, en promedio, los costos de nómina aumentarían en un 8.5% por los siguientes motivos:

  • Menos horas-hombre disponibles: el trabajador con jornada full-time de 45 horas pasará a tener una jornada máxima de 40. 
  • Adiós a la jornada parcial de 30 horas: actualmente en Chile, la jornada parcial puede ser como máximo 2/3 de la jornada ordinaria. Con una jornada full-time de 40 horas, la jornada parcial sería de 26 horas o menos.
  • Part-time más caros: el corolario de lo anterior es que los contratos de 18, 20 y 25 horas por semana también elevarían su costo.

Por estos motivos, se vuelve fundamental que las empresas generen ahorros para prepararse ante la aplicación obligatoria de esta ley o similares. Hoy es momento de preguntarse, ¿cómo mitigar los efectos que traería consigo una probable reducción de la jornada laboral?

En Shift, brindamos una solución integral que incluye un acompañamiento consultivo en Workforce Management (WFM) que hace frente a diversos escenarios que podrían poner en riesgo la rentabilidad de las empresas a las que asesoramos. Con nuestro enfoque consultivo, damos respuesta a tres preguntas claves del juego:

  • ¿Cómo se verá afectada la operación y el nivel de servicio a causa de la reducción de horas-hombre?
  • ¿Cuánto impactará financieramente en el negocio?
  • ¿Qué acciones puedo ejecutar para minimizar el impacto de esta medida?

propuesta eficiencia laboral

  • Descarga nuestra propuesta para afrontar la transición en la reducción de la jornada laboral en Colombia

La clave del rompecabezas: maximizar la eficiencia laboral

Ante este desafío, es fundamental conseguir una reducción de costos en los procesos de gestión del personal a través de la integración de conceptos del WFM:

  • Optimización del staff: ¿cuántas personas necesito contratar para el buen funcionamiento del negocio en cada sucursal con este nuevo esquema horario? ¿Cómo reducir las horas extras?
  • Flexibilidad laboral: ¿contratos de jornadas full-time o part-time? ¿Cuál es la proporción correcta para eficientar la operación y mejorar la atención al cliente – aún con menos horas de trabajo – al menor costo posible?
  • Nivel de servicio: ¿cuál es el estándar de productividad que debería guiar la operación? Mejorar la productividad laboral  – a través del establecimiento de un estándar  – permite impulsar las ventas y contrarrestar, así, el aumento de costos de nómina. 

Todas estas preguntas y variables se resumen en las tres premisas de nuestro plan de acción para este contexto:

  1. Estimamos el staff óptimo en cada sucursal para afrontar este escenario
  2. Definimos los tipos de contratos y jornadas a emplear, considerando como full-time las 40 horas (en el caso de Chile).
  3. Resolvemos a través de algoritmos de optimización que minimicen los costos totales de operación.

Contáctanos para asesorarte

La fórmula para cambiar el sistema: entornos flexibles y optimizados 

La clave para mitigar el aumento de costos laborales ante la implementación de una jornada laboral con menos horas semanales de trabajo está en la toma de decisiones correctas en la administración del staff desde ahora. Así, se evitará arribar a un punto de inflexión en el que los costos superen a los beneficios. 

¿Cómo hacerlo?: en primer lugar, a través de la revisión de los procesos de gestión para generar eficiencia y, en segundo lugar, por medio del fomento de una cultura de productividad laboral: la reducción de la jornada laboral no significa solo el ajuste de los horarios de trabajo, sino también una transformación cultural.

“Lo que implican las 40 horas no solo es más tiempo con la familia, también es planificar de mejor forma las jornadas y el desempeño de las empresas cambia, mejora”, comenta la ministra Camila Vallejo respecto del proyecto de ley que plantea la reducción de las horas semanales de trabajo de Chile.

Por otro lado, siguiendo estándares internacionales, todo cambio debería realizarse de forma progresiva – como es el caso de Colombia – y con la inserción de criterios de flexibilidad laboral

«Tiene que ser de manera gradual su implementación y, sobre todo, que no afecte a las pequeñas y medianas empresas, tomando en cuenta que son ellas las que generan la mayor participación de trabajadores», puntualiza al respecto Cristián Labbé, diputado de la UDI y miembro de la Comisión de Trabajo.

Un efecto dominó que alcance nuestro continente: además, el Gobierno, el sector empresarial y académico tendrán que realizar pruebas piloto y un plan seguimiento a los efectos de estos cambios legislativos en la región.

opinión reducción jornada laboral 

  • En Chile aún no se decreta la ley de 40 horas. A modo de reconocimiento e incentivo, el Ministerio de Trabajo ya ha entregado el “Sello 40 horas” a 290 compañías que ya han implementado esta reducción. La cadena de tiendas H&M es la primera gran empresa retail en obtener esta certificación. También, se destaca el caso de la Compañía Minera del Pacífico (del Grupo CAP) como la primera empresa minera privada en introducir la jornada de 40 horas semanales.

Para generar un efecto dominó, los países en fase de implementación deberán compartir estadísticas y lecciones aprendidas para incluir estrategias de contingencia ante efectos adversos. Uno de ellos podría ser un plan para impulsar el empleo formal.

Esta dinámica permitiría evaluar un paso importante en la modernización de esquemas de trabajo que cuiden el recurso más valioso del ser humano: el tiempo.

“Es un proceso inevitable que acompaña el desarrollo de la humanidad”, concluye Stefano Farné, director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado de Colombia.

¿La reducción de la jornada laboral es el camino a la productividad? ¿O al revés?

Un punto bisagra en este análisis es que la reducción de la jornada laboral debe ser proporcional a la mejora de nuestro sistema productivo. Por tanto, con todos los puntos sobre la mesa, el debate debiera ser en torno a cómo mejorar nuestra productividad laboral. 

Dado que la implementación de esta reducción obligatoria será gradual, ¿cómo hacer para que en unos años se pueda realizar el mismo trabajo en menos tiempo? Esta será una tarea pendiente del Gobierno, las empresas y de los mismos trabajadores. En cualquier caso, la tecnología tendrá un rol principal en un escenario en el que los entornos de trabajo serán más flexibles y dinámicos. 

¡Conversemos!

¿La reducción de la jornada sería la hoja de ruta para que los países de Latam sean más productivos? ¿Este cambio social es complejo pero necesario también para cambiar los patrones de productividad y alcanzar niveles de países de Europa? Déjanos tu opinión en los comentarios.

 

Leyenda de gráfico «Remuneración Mínima Vital en Latam»

  1. Panamá tiene dos regiones principales para el salario mínimo, así como varios segmentos. El rango va de US$326,56 para empleados de pequeñas empresas y de US$403 para los de la gran empresa.
  2. La RMV de Colombia se suma con el subsidio de transporte ($28.13)
  3. En el caso de Costa Rica, la RMV varía según la ocupación: $480 mensuales para trabajadores en ocupación no calificada y $1015 para licenciados universitarios.
  4. La RMV en El Salvador se actualiza cada 3 años. Para el 2022, se encuentra distribuido del siguiente modo: $365 para el comercio, servicios, industria, ingenios azucarero y agroindustria, $359 para maquila, textil y confección y $272 para el beneficio de café.
  5. La RMV en Guatemala varía para actividades agrícolas ($403) y actividades no agrícolas ($414). Para las empresas exportadoras y de maquila, el monto es de $381.
  6. La RMV en Honduras depende del sector, oscila entre $301 – $373 y el más alto va de $425 a $578.

CATEGORÍAS
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe noticias sobre las mejores prácticas y tendencias en la gestión eficiente de Recursos Humanos

1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder